Archivo Nacional de Historia, Sección del Azuay

PRESENTACIÓN

Tener acceso a la memoria escrita de la vida de los pueblos, será siempre posible a través de la información histórica que las fuentes documentales, guardadas y conservadas celosamente en los archivos históricos, brindan al investigador. Esta documentación de primera mano, rescatada, custodiada, organizada y puesta al servicio de la investigación, nos da la pauta para precisar en sus respectivas épocas las diferentes actividades que tuvieron nuestros antepasados y descubrir, gracias a los manuscritos, nuestra auténtica identidad socio-cultural y con ello, escribir nuestra verdadera historia. Con esta intención, que no ha sido sino la de relievar la importancia que tiene la conservación del patrimonio documental, la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay, creó en Enero del año de 1964 la Sección del Archivo Nacional de Historia, en nuestra provincia. Se inició entonces la centralización de la documentación considerada de carácter histórico y que se encontraba dispersa específicamente en tres entidades públicas de la ciudad: la Gobernación, la Corte Superior de Justicia, y las Notarías del Cantón Cuenca; a este último fondo, se incorporó años más tarde, la documentación correspondiente a la Notaría Segunda del Cantón Gualaceo. El Núcleo, asimismo, adquirió mediante compra, un pequeño pero interesante acervo documental correspondiente a la vida privada del ex-Presidente de la República, Doctor Luis Cordero Crespo. Toda esta importante colección que hoy custodia el Archivo Nacional de Historia, Sección del Azuay (ANH/C), corresponde a las épocas que abarcan desde siete años después de la fundación misma de la ciudad, es decir, arranca desde el año de 1563 (período colonial) hasta la documentación correspondiente a mediados del siglo XX (1950). El tratamiento de fichaje y organización vigente en el ANH/C ha dado paso a la formación de 2 Secciones o fondos básicos, que se subdividen a su vez en series y subseries documentales que actualmente se hallan en un incipiente proceso de informatización; no obstante, sus aproximadas 600.000 fichas manuales han servido eficientemente al investigador y usuarios en general que acuden al ANH/C, en búsqueda de fuentes primarias para la sustentación de sus trabajos relacionados al estudio de nuestra historia regional y las áreas sociales en general; pues, nuestro sistema de fichaje diseñado específicamente para brindar este servicio, le permite al investigador un máximo aprovechamiento del tiempo. La guía que ahora presentamos, pretende dar a conocer al público una síntesis breve y general de todo el material histórico que conserva el ANH/C y que se dispone en servicio, para que su información sirva de base a una serie de posibilidades de estudio que podrían emprenderse a través de ella.